Las Cajas de Ahorro y bancos españoles proyectan la apertura de más de un millar de sucursales hacia el 2010, algo descabellado ante el momento de desaceleración que vivimos, el alto número de sucursales bancarias que ya hay en España (12 por cada 10.000 habitantes) y la tendencia europea (Alemania tienes menos bancos y ahora mismo cierra sucursales). Sólo el año pasado se abieron 1080 nuevas sucursales bancarias.

¿Debería llegar a su fin de otro eslabón del negocio hipotecario? El de la apertura de sucursales que elevaban el precio de una propiedad, la sometían a diversas hipotecas, asociaban productos… La rentabilidad de la nueva sucursal sólo tomaba 18 meses. Eso era el pasado: el mercado inmobiliario está deprimido, el negocio bancario saturado y los costes de estructura en altos históricos.

A pesar de advertencias reiteradas del Banco de España sobre la necesidad de reconsiderar el ansia inaugural de los bancos, la Caixa abrirá más de 600 sucursales en los próximos tres años; Caja Madrid, 600; Caixanova, 180, y Barclays, 100.

En los últimos tres años, han sido las Cajas de Ahorro quienes más han acusado la apertura de sucursales, superando las 24.000, con una media de cuatro empleados por oficina.Fuente | Negocios