Días de asuntos propios

esclavo trabajo

Cuando llegan las fiestas en los calendarios, si la empresa tiene la política de conceder días de asuntos propios, lo más normal es que los días previos o posteriores se vean llenos de solicitudes de los trabajadores para tomarse ese día.

Por ejemplo, si la fiesta cae en martes o en jueves son muchos los que se piden el lunes o viernes (otros incluso fingen o piden cita al médico para ese día en particular para no ir a trabajar).

Conceder esos días a veces no es fácil porque si tienes muchos trabajadores y se los das casi siempre a los mismos se puede hablar de favoritismo, pero también es cierto que las personas necesitan esos días para arreglar papeles (porque por las tardes no está abierto todo).

Por convenio colectivo suelen fijarse esos días (en algunas empresas conceden un día por mes y medio trabajado).

Los días de asuntos propios son días cobrados aunque no se vaya a trabajar y pueden acumularse salvo que se diga lo contrario.

Ir arriba