En las últimas horas, los principales ejecutivos de Direct Seguros han aprobado la fusión de la compañía, o mejor dicho, su absorción con la filial portuguesa de la misma, Seguro Directo, de modo que el objetivo de este movimiento es que el mismo finalice antes de cerrado este 2012, según ha anunciado la empresa Axa Global Direct, de la que dependen funcionalmente las dos primeras.

De todos modos, la misma fuente se encarga de aclarar que, por el momento, la operación también se encuentra sujeta a autorización por parte de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, así como del Instituto de Seguros Portugués, aunque en el día de ayer han comenzado ya las conversaciones con esta institución para terminar de cerrar los últimos flecos que quedan sueltos.

Una vez que la operación esté resuelta, mientras tanto, se considera que la nueva sociedad que resulte de la absorción mantenga un capital social de 42,2 millones de euros, y del mismo modo, luego de la operación, lo normal sería que el grupo continúe en Portugal con sus actividades de negocio directo de automóvil, las cuales por el momento se llevaban a cabo mediante una sucursal de Direct Seguros en este país.

Entre los objetivos secundarios de este movimiento, se encuentra, en tanto, la idea de que la integración permita simplificar, de algún modo, la gestión de ambas compañías, evitando que cada uno de los trámites burocráticos que las entienden se deban llevar adelante por duplicado, además de aunar procesos para que los costos sean menores.

“Esta unión de fuerzas en la zona de la Península Ibérica permitirá a la compañía ser aún mas competitiva, a la par que agiliza todos los procesos y tomas de decisiones”, ha explicado, por último, al respecto, el consejero delegado de ambas compañías, Guiseppe Dosi, en declaraciones a la prensa internacional.