Si ayer anunciábamos que el Tribunal Correccional de París había declarado culpable a la firma easyJet, de viajes, por negarle el embarque aun avión euros a una pasajera discapacitada, ya que la misma iba sin acompañante, ahora la propia firma ha anunciado a través de un comunicado que recurrirá la sentencia adoptada, mediante la cual se le endilgó una suma de 5.000 euros en concepto de resarcimiento.

En la nota de prensa se especifica que “easyJet está satisfecha por la retirada de la acusación de discriminación contra el piloto por parte del Tribunal de París, pero la aerolínea está decepcionada con el veredicto y presentará una apelación”, algo que se espera igualmente recién para la semana que viene.

Bien vale recordarse que todo comenzó el 21 de marzo de 2010 cuando la pasajera se disponía a hacer sola el trayecto de vuelta París-Niza, tras haber realizado la facturación del vuelo sin problemas y haber realizado el día anterior la misma ruta, pero una vez sobre el transporte, un miembro de la tripulación le indicó que no podía viajar sola porque para ir al cuarto de baño era obligatorio que fuera acompañada, y aunque otros pasajeros se ofrecieron a ayudarla, tampoco así le permitieron embarcar.

Al respecto, desde easyJet han comentado que se niegan “tajantemente las acusaciones de discriminación que se han vertido contra la aerolínea por este caso. Damos la bienvenida a todos los pasajeros en nuestros vuelos y cada día trasladamos a alrededor de mil pasajeros que requieren asistencia especial”.

De la misma forma, precisan que “la prioridad absoluta de easyJet es la seguridad. Para asegurar la seguridad de todos los pasajeros, incluidos aquellos con movilidad reducida, easyJet debe asegurar que todos son capaces de evacuar la aeronave en caso de emergencia”.

Sin embargo, si nos remitimos a la Asociación de Paralíticos de Francia, este ente sostiene que según el reglamento europeo, se “prohíbe a las compañías aéreas y a los operadores turísticos rechazar una reserva o un embarque en los vuelos que despeguen de aeropuertos de la Unión Europea por problemas de movilidad”.