SWIFT, la Sociedad de Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales, es una cooperativa mundial por la cual el sector financiero lleva a cabo sus operaciones de negocios, un proveedor global de servicios de mensajería financiera segura.

SWIFT RMB Tracker a su vez fue lanzado en 2011 y ofrece información mensual sobre estadísticas clave para así entender los cambios y avances realizados por RMB (yuanes chinos) para convertirse en una moneda internacional.

SWIFT RMB Tracker el 15 de julio de 2014 informó que el valor de pagos en yuanes se había engrosado un 327%  entre abril de 2013 y abril de 2014, por lo que EEUU ha pasado a convertirse en el tercer país del mundo por valor de pagos en yuanes (sin contar China ni Hong Kong).

En abril de este año, Estados Unidos aglutinó el 2,6% del valor total de los pagos en RMB, frente al 1,3% del año anterior.

No obstante Singapur se encuentra cabeza, seguido de Reino Unido, que ocupa la segunda posición.

Fuente: enqueinvertir.com
Fuente: enqueinvertir.com

 

“La creciente adopción de pagos en yuanes en el corredor de Estados Unidos a China-Hong Kong es un hito importante que promueve aún más la utilización transfronteriza de la moneda”, según Michael Moon, Director de Medios de Pagos. Asia Pacífico de SWIFT. “A pesar de que el corredor sigue siendo dominado por el dólar estadounidense, los datos apuntan que Estados Unidos están utilizando cada vez más proveedores en China continental. Se trata de una buena noticia para la internacionalización del RMB como moneda mundial de pagos”.

 

Entre abril del año pasado y abril de 2014, los pagos en yuanes en el corredor de los EEUU a China-Hong Kong aumentaron un 229% , y representaron una cifra del 2,4% de todo el valor de los pagos al 30 de abril de este año.

 

En general, el yuan chino está en  la séptima posición mundial como moneda de pago y representó el 1,43 por ciento de los pagos internacionales, tras una poco intensa disminución del 1,62%  experimentada el pasado mes de marzo.

 

Durante el mes de abril, el valor de todas las monedas a nivel global se incrementó un 0,6%