ron1.jpgA veces algunos acontecimientos causan resultados inesperados que se reflejan en otros rubros relacionados.

Tal es el caso de lo sucedido con Ronaldinho.

Rey indiscutido del futbol mundial, el brasileño a pesar de no tener la imagen de Beckham ha dominado las ventas deportivas en los últimos tiempos.

Sin embargo su baja forma ha repercutido sin dudas en las ventas de sus productos.

Tal es el caso de la venta de camisetas, en donde el brasileño ha visto decaer sus ventas en un 35% con respecto al mismo período del año anterior.

A finales de la temporada pasada, las camisetas de Ronaldinho continuaban siendo las más solicitadas tanto por los turistas que visitan Barcelona como por los simpatizantes azulgranas residentes en Cataluña.

Sin embargo hoy por hoy el brasileño ya no es el número uno de ventas y eso es un hecho comprobado. En su propio club, ha sido superado por Messi e incluso por Henry.

Los expertos comienzan a creer que la caída de Ronaldinho “ya ha empezado a afectar al cómputo total en las ventas de material deportivo oficial del Barça”.

La polémica se instala entonces en aquellas marcas o empresas que basan su imagen en un atleta.

Los beneficios son enormes sin duda, pero también lo son los riesgos y estos no siempre suceden por mal comportamiento del atleta (caso Tyson, Kobe Bryant o Zidane) sino también pueden pasar por simples bajones deportivos (Ronaldinho) o lesiones.

Por suerte para el Barça sus ventas estarán seguras mientras cuente en su plantilla con un tal Lionel Messi.