China se ha ubicado en los últimos tiempos como uno de los principales países del mundo, como una potencia más que como una nación emergente. Por este motivo, uno de los elementos que se desprende al respecto es el aumento del mercado local de seguros, que de forma reciente ha ido presentado un crecimiento realmente espectacular.

De hecho, las suposiciones de los especialistas informan que el mercado chino de los seguros de vida crecerá cerca de un 10% anual al menos durante los próximos cinco o diez años, lo que significa una muestra más del crecimiento de la industria y el comercio a nivel nacional, según informa la consultoría estadounidense McKinsey.

En este sentido, se debe señalar que uno de los elementos más sustanciales de esta nueva posición que ocuparía China, en el mercado internacional de los seguros, le permitiría ser la segunda en el mundo, sólo por detrás de Estados Unidos mismo, pero superando a Japón, que desde hace tiempo ostenta la segunda parcela en todo el mundo.

De la misma forma, se debe señalar que, según se estima para el año 2020, el mercado chino podría alcanzar un valor potencial de cuatro billones de yuanes, una cifra cercana en la actualidad a los 123.000 millones de euros, lo que le aseguraría esa segunda plaza, y de paso, una posición más cómoda para negociar internacionalmente.

Entre los elementos que se mencionan como parte de este informe para explicar el fenómeno en cuestión, en tanto, debemos mencionar algunos como por ejemplo “el la confianza de los ciudadanos chinos en el futuro de su economía, su mayor capacidad adquisitiva y el envejecimiento de su población”; aunque también se aclara que el mercado chino está aún un poco lejos de su madurez, y que recién alcanzará los porcentajes supuestos cuando llegue a esa etapa.