#£¨Éç»á£©£¨3£©¡°°ÖÂèÐÂÄêºÃ£¡¡±

Finalizado hace algunas semanas el año 2012, comienzan a llegar desde todas partes del mundo las primeras estadísticas y datos acabados acerca de lo que fue el período para las principales economías del mundo, entre las que obviamente se encuentra la china, y en este sentido, no se puede dejar de señalar que el ímpetu del negocio de los seguros, creciente hasta ahora, ha presentado una fuerte desaceleración en los meses anteriores.

De hecho, de acuerdo a los datos y estadísticas provistos por el propio Xiang Junbo, presidente de la Comisión Reguladora de Seguros de China, “el crecimiento de ingresos por primas de las compañías de seguros chinas se desaceleró en 2012”, luego de décadas enteras en las que este sector del comercio local había presentado crecimientos de los más importantes de todo el país, y también a nivel mundial.

En concreto, en los informes presentados ante los medios de comunicación, se detalla que el año pasado, el ingreso total por primas del sector de seguros de China fue de 247.000 millones de dólares, considerando entonces un aumento, en comparativa directa con el año 2011, del 8% aunque claro, el mismo parece inexistente frente a crecimientos que muy a menudo solían superar el 50%.

De esta forma, las principales compañías aseguradoras locales se han mostrado sorprendidas por la mala labor del año pasando, argumentando que no comprenden la misma, cuando desde hace años y años, el crecimiento promedio del sector de los seguros en China es de alrededor del 20%, e incluso no se trató de un mal año para la economía nacional, ni mucho menos.

Sin embargo, especialistas internacionales advierten que la caída en los aumentos de las tasas de ganancias que generan los seguros en China, se pudo haber producido, de forma directa, por “la escasez de innovación y de competitividad de los productos”.