A partir de hoy las personas que cuentan con hipoteca podrán negociar con la entidad emisora a los efectos de ampliar sin costo el plazo de amortización de sus préstamos para la adquisición, construcción o rehabilitación de su vivienda habitual.

Esto es gracias al acuerdo que suscribieron los Ministros de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, y Justicia, Mariano Fernández Bermejo, con representantes del sector financiero, notarios y registradores.

Lo importante es que aquellos que se amparen al acuerdo no tendrán por qué abonar una comisión por alargar el plazo quedando así exentos de gastos notariales y del gravamen por actos jurídicos documentados.

El objetivo es lograr que la cuota sea menor aunque evidentemente los pagos se alargarán. Si la situación económica de la persona mejorase es posible reducir los pagos pero en ese caso si se deberán pagar todos los gastos que la nueva operación conlleve.

A la brevedad los ministerios de Economía y Hacienda y de Justicia publicarán en sus sitios webs una guía para dar a conocer los pasos a seguir con el fin de solicitar la ampliación.

Compartir
Artículo anteriorCrece el mercado de seguros
Artículo siguienteLlega el efecto estampida
Abogado, redactor/guionista y bloggero, escritor y lector de lo relacionado a Educación Financiera y finanzas personales, un ahorrador nato que desea compartir sus experiencias positivas a través del Internet, y al que también le gustan los videojuegos, y pasar el rato con un buen rock en español