La considerada red social más importante del mundo, como lo es Facebook, ha ganado por estas horas un fallo judicial, en el mismo que rechazaba una propuesta de miles de anunciantes para realizar una demanda colectiva en contra de la compañía por realizarles un cobro excesivo, algo que el gigante de las redes negaba desde todo punto de vista.

De hecho, justamente la jueza de distrito de EE.UU. Phyllis Hamilton en Oakland, California, dictaminó el rechazo a petición de los anunciantes de realizar una demanda colectiva, diciendo que no pudo demostrar que tenían lo suficiente en común como para demandar un incumplimiento del contrato y una violación de la ley de competencia desleal de este estado norteamericano, lo que se constituía como una condición “sine qua non” para proseguir con el asunto.

“El tribunal está de acuerdo con el argumento de Facebook de que los demandantes no han demostrado tener un método viable para demostrar el resarcimiento de cada miembro de la clase. La necesidad de determinar tanto la responsabilidad como el daño de una forma individualizada hace que el caso sea inadecuado para una demanda colectiva” ha explicado Hamilton al respecto.

Por otro lado, uno más de los que se refirió al asunto fue Jonathan Shub, abogado de los anunciantes, quien manifestó que sus defendidos por el momento no harán más declaraciones, al tiempo que el portavoz de Facebook, Andrew Noyes, afirmó que la compañía está estudiando la decisión, ya que podrían convertirse ellos ahora en quienes demanden a estas empresas de publicidad.

La cuestión es que estas formas buscaban una demanda colectiva, ya que las mismas conducen a un mayor resarcimiento y permite a los demandantes reducir las facturas legales, algo que ha molestado especialmente a los ejecutivos de Facebook, que sienten traicionada su confianza, y podría aprovechar para tratar de sacar algún dinero de esta situación.