Escribo este sencillo artículo para mostrar cómo me maravillan ciertas magnitudes y en concreto la enormidad de fondos de inversión disponibles en el mercado financiero español: 13.000 fondos. Casi nada.

Aunque ante tamaña cantidad de opciones parece que existen claras oportunidades de ganar con nuestras inversiones, resulta que cuando las cosas se tuercen el campo de maniobra se reduce drásticamente y acaban limitándose a lo de siempre. Lo que también me produce cierta sorpresa.

Qué cosas estando los tiempos como están.