Muchos sueñan con ese día en el que terminan de pagar la hipoteca pero ¿es suficiente con eso? Lamentablemente la respuesta es no, ya que lo siguiente que deberíamos hacer es cancelar la hipoteca para cortar definitivamente con nuestra entidad. Sigue leyendo y descubre los pasos que debemos seguir para llevar a cabo esta acción.

Comprar una casa hoy en día significa estar casado durante muchos años con nuestro banco. Si tenemos suerte en la vida y el trabajo no nos falla, podemos ir cancelando poco a poco el importe que le debemos a nuestra entidad hasta pagar la hipoteca definitivamente. Pero una pregunta, ¿qué pasa una vez que hayamos abonado la última letra de nuestra hipoteca? Muchos piensan que en ese momento la hipoteca se queda cancelada por completo, pero la realidad es bien distinta, ya que para que se cancele una hipoteca es necesario hacer un levantamiento o cancelación de hipoteca.

Pagar la última letra de nuestra hipoteca nos sirve para conseguir que el banco no nos siga pasando el recibo mensual y finiquitar la deuda que manteníamos con ellos, pero sigue estando presente en nuestra información registral de la vivienda. En este caso podemos hacer dos cosas: no hacer nada o bien iniciar los trámites para que desaparezca del registro. En el segundo caso supondrá la necesidad de realizar un desembolso económico, tal y como podréis ver si seguís leyendo.

No hacer nada para cancelar la hipoteca

pagar la hipoteca - no hacer nada
Fuente: inmochalet

No hay lugar a duda que sería el paso más fácil y de hecho es el más utilizado por la mayoría de personas que terminan de pagar su hipoteca, bien sea por desconocimiento o bien por no poder hacer frente al importe necesario para llevarlo a cabo.

Apostar por esta opción tiene una importante desventaja que habría que considerar mirando al futuro, ya que para cualquier cosa que queramos hacer con la vivienda, seguirá presente la información indicando que dispone de una hipoteca. Por ejemplo, en el caso de querer vender la vivienda, si el comprador solicita una nota simple, le aparecerá que no está libre de cargas.

También nos supondría un problema si en un futuro necesitáramos solicitar otra hipoteca sobre la misma vivienda cosa que no podríamos hacer sin antes levantar la primera.

Si definitivamente no hacemos nada, pasados veinte años, esa información debería ser eliminada automáticamente por el registro, aunque se puede dar el caso de que esto no suceda.

Cancelar la hipoteca

Fuente: runnersworld
Fuente: runnersworld

La segunda opción que tenemos es la de iniciar los trámites de cancelación de hipoteca. Esto era lo más habitual antes de la llegada de la crisis, cuando según datos del Instituto Nacional de Estadística, cada mes se tramitaban hasta 60.000 peticiones de cancelaciones, una cifra muy superior si la comparamos con las cifras que se manejan en la actualidad.

El principal problema de que la gente no solicite la cancelación de la hipoteca, es el elevado precio que debemos llegar a pagar por ello, aunque dependiendo del método elegido, el importe puede ser bastante inferior. Pasemos a explicar estas dos opciones que tenemos para realizar esta cancelación.

a) Encargarlo a nuestra entidad financiera

Una vez que hayamos terminado de pagar la hipoteca, podemos hablar con nuestra entidad financiera para que sea ella la encargada de realizar todos estos trámites. El problema que nos encontramos en este caso, es que lo más seguro que nuestro banco nos cobre por dicha gestión ya que es necesario llevar a cabo una serie de trámites, y como bien sabréis, los bancos no suelen hacer nada por amor al arte.

Si no disponemos de mucho tiempo y el dinero no es problema, esta opción puede ser la mejor en nuestro caso.

b) Levantar la hipoteca por nuestra cuenta

pagar la hipoteca - cancelarla completamente
Fuente: geografiainfinita

La otra opción es hacer todo el trámite por nuestra cuenta, pero no penséis que esto será gratis, aunque el coste será menor que en el caso anterior. Para llevar a cabo esto, debemos seguir los siguientes pasos.

  • Lo primero de todo, tras pagar la hipoteca, es hablar con nuestra entidad financiera y solicitar un certificado de saldo de deuda cero que está obligada a proporcionárnoslo gratuitamente si hemos satisfecho todo el capital de la hipoteca. No te asustes si tu entidad te pide algo más de 100 euros por este documento.
  • Con ese certificado, deberíamos ir a un notario y solicitar la escritura de cancelación que debe ser firmada por algún responsable de nuestro banco. Aquí habría que pagar al notario por su trabajo.
  • El siguiente paso sería cumplimentar el formulario del impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (modelo 600) en las oficinas de Hacienda de nuestra comunidad. La cancelación está sujeta a este impuesto, pero está exento de pago.
  • Por último, para poder decir que realmente hemos terminado de pagar la hipoteca, debemos acudir al registro de la propiedad con la escritura y el formulario del impuesto para hacer efectiva la cancelación de la misma. En este caso habría que pagar unos 25 € en el registro por este trámite.

Si eres de los que has terminado de pagar la hipoteca de tu hogar ¿has iniciado los trámites para cancelarla o lo has dejado para otra ocasión?