En las últimas horas, la compañía aseguradora Helvetia, ha anunciado la obtención de un beneficio neto de 19,3 millones de euros en 2011, al mismo tiempo que el volumen de sus primas, en total, alcanzó un aumento hasta 347,3 millones de euros, lo que determina un crecimiento del 7,8% en el área de vida, tal y como ha comunicado el director general de la entidad, José María Paagman, durante una presentación realizada en la sede de la firma.

Gracias a estos números, Paagman ha calificado los resultados como “satisfactorios y dentro de los planes trazados por la compañía, teniendo en cuenta la difícil situación económica actual que ha provocado, entre otras cosas, una sensible disminución interanual de los ingresos financieros”, por lo que las expectativas de la compañía para este 2012 se han elevado notablemente.

En este sentido, además el primer ejecutivo de la firma en España, ha considerado que “estos positivos resultados, fruto de la labor llevada a cabo de acuerdo con los objetivos de la estrategia de la firma denominada Helvetia 2015+”, llevan a la firma a estar en una posición favorable y solvente para seguir afrontando los cada vez más exigentes retos del mercado.

Por otro lado, el propio Paagman ha manifestado la importancia que España tiene para la compañía, al sostener que ha sido, por quinta vez en los últimos seis años, la segunda unidad de negocio en aportación de beneficios al Grupo Helvetia, sólo precedida por Suiza; el mayor de sus contribuyentes desde su creación.

Para poder entender esta situación, debemos decir que la base de estos resultados está en, por ejemplo, la evolución de las primas, que han alcanzado un volumen total de 347,3 millones de euros, lo que representa un crecimiento del orden del 0,3%, frente al decrecimiento del -0,4% experimentado en 2010 con respecto a 2009.