El próximo 30 de abril Sacyr-Vallehermoso, aún sin solventar sus problemas con la justicia francesa, realizará la primera salida importante de la bolsa española en lo que va del año, y lo hará con una OPS y una OPV simultáneas para colocar un 32% de su filial Itínere.

 
Itínere es una constructora de infraestructuras para autopistas, hospitales, intercambiadores de transporte y líneas de Metro con 43 concesiones en desarrollo. Tanto la ampliación de capital (OPS) y la colocación de acciones (OPV) buscan colocar un 32% de su capital en bolsa con acciones a un precio máximo de 5,10 euros y un mínimo de 4,14, con descuentos de un 26,83% si el precio final no llega al límite superior de la banda de precios; en el caso de que el precio final estuviera por debajo del límite inferior, el descuento sería  del 40,6% sobre los 6,97 euros cotizados por Itínere al cierre del miércoles pasado.

 
Entre las dos operaciones, el próximo 30 de abril se colocarán 238,2 millones de acciones de Itínere. Un 35% de ellas se reservan para para inversores particulares. Las peticiones de títulos van de los 1.500  a los 60.000 euros, y se pueden realizar desde el día de ayer hasta el 22 de abril.

 

Una opción más que interesante sobre una compañía que se valora entre los 3.369 a los 4.500 millones de euros.