La crisis y el oro han ido aparejados, durante estos años el oro ha sido de lo más cotizado, muchas personas optaban por coger su dinero del banco por miedo a la quiebra y comprar onzas de oro por el mismo valor. A lo largo de estos años se ha podido comprobar en las calles como las casas de empeños se han multiplicado exponencialmente día a día.cotizacion del oro

No obstante, desde meses atrás ha empezado a caer la cotización del oro llegando a cifras de febrero de 2010, es decir, en la sesión del viernes pasado, perdió el soporte de los 1.180 euros. Es el nivel más bajo desde finales de septiembre, lo que abre un escenario de corto plazo complicado para el metal. Tampoco se descarta que la situación técnica de este metal baje a los 1.000 dólares en las próximas sesiones.

En gran medida esta bajada se ha producido por la situación actual en la que se ha puesto fin al programa de compra de activos de la FED (Sistema de Reserva Federal de EEUU), por la fortaleza del dólar y por la debilidad de la inflación mundial. De este modo, se ha puesto contra las cuerdas al oro, que ha perdido un 5% en las últimas cuatro sesiones y que amenaza con irse a mínimos de 5 años.

Algunos expertos y casas de análisis dicen que el oro ya no encontrará ningún soporte hasta la zona de los 1.000 dólares, por tanto, de cumplirse este escenario, el metal se quedará casi un cincuenta por ciento por debajo de los máximos históricos, es decir, cuando cotizaba a las puertas de los 1.900 dólares, que se alcanzaron en agosto de 2011.

Por tanto, pese a la subida exponencial que ha sufrido este metal durante estos años de crisis, en los últimos meses ha caído en gran medida, incluso se llega a esperar que caiga aún más. Pero, esto no es malo para los inversores, ya que estas caídas de tal envergadura realmente pueden abrir una posibilidad de compra atractiva, ya que a partir de los 1.000 dólares, buscarían tomar posición.