Parecen que siguen apareciendo buenas noticias sobre la economía del país. La última tiene que ver con el crecimiento de la economía española y que según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística creció un 0,6% en el segundo trimestre del año gracias sobre todo al tirón de la demanda interna. Si este crecimiento se compara con el mismo periodo del pasado año, el Producto Interior Bruto ha crecido un 1,2%.

Este crecimiento supone un aumento de dos décimas con respecto a los datos conseguidos en el primer trimestre del año, lo que supone el cuarto trimestre seguido en positivo.

crecimiento economia

Como hemos comentado anteriormente, la demanda nacional es la que ha hecho posible este crecimiento, aumentando 1,2 puntos respecto al trimestre anterior, pasando de 0,7 a 1,9 puntos. Por contra, la demanda externa ha visto reducida su aportación al PIB en cinco décimas respecto al periodo comprendido entre enero y marzo de este año. La bajada más significativa ha sido las exportaciones de bienes y servicios que han disminuido en 5,7 puntos, pasando del 7,4% al 1,7%.

Si nos centramos en el consumo de los hogares, este ha crecido un 0,7%, lo que supone el quinto mes consecutivo creciendo y dos décimas más que los tres trimestres anteriores.

El mercado laboral es otro de los sectores que muestran ciertos síntomas de mejoría consiguiendo un aumento intertrimestral del 0,6% de nuevos puestos de trabajo a tiempo completo. Este incremento supone un aumento aproximado de 127.000 nuevos empleos a tiempo completo en un año.

Aunque estos datos son buenos, no son para tirar las campanas al vuelo y dar por cerrada la crisis que tanto daño nos ha hecho durante estos años. Los expertos apuestan por seguir la misma línea y trabajar duro para seguir mejorando estos informes.