El Instituto para el Desarrollo y la Integración de la Sanidad publicaba recientemente su barómetro sobre el estado de salud, nunca mejor dicho, de la sanidad privada en España. De acuerdo con las cifras que maneja esta institución, la sanidad privada ya tiene un peso de alrededor del 2,5% en el Producto Interior Bruto nacional. Sus casi 480 centros sanitarios y hospitales cuentan con unas 54.000 plazas. Estamos ante un segmento de actividad que, en la actualidad, daría trabajo en nuestro país a más de 250.000 personas.

la-salud-de-hierro-de-la-sanidad-privada-en-espana

De acuerdo con los datos que maneja dicho barómetro, el 95% de las personas que disponen de un seguro de salud de tipo privado afirman haber acudido a sus servicios en el último año.  La valoración media del trato obtenido por parte de esos usuarios recientes se sitúa en un 7,8 sobre 10. Variedad de prestaciones, amplia cobertura y fiabilidad transmitida por los equipos de profesionales de estas clínicas son las principales ventajas que los usuarios citan a la hora de valorarlos.

La oferta de servicios no sanitarios, plazas de aparcamiento disponibles (o su ausencia, mejor dicho) o el tiempo que hay que esperar entre la hora de la cita y el momento efectivo en el que se entra en consulta son los factores vistos por los usuarios como más negativos en la gestión de los seguros de salud de tipo privado. La antigüedad media de los usuarios de los seguros y pólizas de salud privadas en nuestro país se sitúa en el entorno de los 6,3 años. En este sentido, el tipo de póliza preponderante es el seguro de asistencia sanitaria, con más de un 70% de penetración.

De acuerdo con los expertos, los usuarios de este tipo de pólizas suelen contratarlas a través de asesorías y consultorías que ‘filtran’ los mejores seguros disponibles de acuerdo con las necesidades concretas de los usuarios, tal es el caso, por ejemplo, de una firma como Cuesta Gestoría, con más de medio siglo de experiencia. Los usuarios prefieren, en este sentido, información que les permita contratar soluciones que se adecuen a sus circunstancias personales y estado de salud.

En general, de acuerdo con los últimos datos oficiales publicados, casi 8 millones de españoles apuestan por contratar seguros de salud y combinarlos con la sanidad pública. La Comunidad de Madrid es la que ha registrado una mayor penetración de las pólizas de salud privadas en los últimos años.