La internacionalización de empresas es un proceso imprescindible para las compañías españolas, más si cabe en una época como la actual en la que el mercado y la demanda interna todavía está comenzando a desperezarse tras la crisis más dura que se recuerda desde la gran depresión. Sin embargo, las barreras idiomáticas, las dificultades propias de una cultura diferente o el mero desconocimiento del mercado al que se enfrentan pueden dar al traste con los proyectos y buenas intenciones de más de una compañía. Y eso que sólo una de cada 10 empresas españolas creen que la demanda interior les basta para salir adelante con solvencia. 

retos-de-la-internacionalizacion-de-empresas

KPMG, consultora y firma de servicios de asesoramiento a la gran empresa española, acaba de publicar su estudio sobre el grado de internacionalización de las empresas de origen familiar en nuestro país. Pese a que se ha incrementado en un 70% el número de compañías españolas con presencia en el exterior (a través de la exportación activa o la implantación “física”), sólo 6 de cada 10 firmas logran salir de nuestras fronteras. Las particularidades idiomáticas y el desconocimiento del mercado al que se enfrentan son las razones citadas por la mitad de las empresas que no exportan. La mayoría de ellas, pequeñas y medianas empresas (el 90% del tejido empresarial nacional) dicen no contar con infraestructura propia y recursos para afrontar este tipo de proyectos con los medios y garantías suficientes.

Externalizar los servicios de consultoría en internacionalización de empresas ayuda, en este sentido, a la empresa a establecer su estrategia de entrada a un mercado con antelación desde el punto de vista legal, administrativo, cultural y económico. Muchas empresas que asesoran en internacionalización, caso de h4dm, ofrecen también completos servicios de traducción para la negociación como los de h4dm.com, especializados en el lenguaje de los negocios de múltiples idiomas y sectores.

Pese a todo, según los últimos datos disponibles, las exportaciones españolas al extranjero siguen aumentando de manera firme año tras año. Automoción, petróleo y derivados, frutas y legumbres, textiles o componentes para el automóvil son los productos manufacturados en nuestro país que más se reclaman y venden fuera de nuestras fronteras.

En la actualidad son casi 130.000 las empresas nacionales que desarrollan proyectos continuados de exportación al exterior, un 10% más que hace un año. En este sentido, las exportaciones españolas suponen unos 175.000 millones de euros, cifra que también se ha incrementado con respecto al pasado ejercicio.