Fuente: 20minutos.es/

Tras el escándalo de Caja Madrid y Bankia, donde la cúpula gastó 15,25 millones de euros entre 1999 y 2012 con tarjetas de crédito “opacas”, se han sucedido un continuo de sucesos. Ayer Salvador Victoria, anunció la decisión de Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid, de cesar al director general de Economía, Pablo Abejas. Horas después Carmen Cafranga, presidenta de la Fundación Caja Madrid, decidió presentar su dimisión.

Fuente: 20minutos.es/
Fuente: 20minutos.es/

Y hoy ha habido 4 nuevas dimisiones: el secretario general de UGT-Madrid, José Ricardo Martínez; Ángel Gómez ha abandonado la directiva del PSM; el histórico miembro de CCOO, Rodolfo Benito y el director de gabinete del secretario de Estado de Hacienda, José María Buenaventura.

Ante esto, según han confirmado fuentes de la Agencia Tributaria, el Fisco ha abierto una investigación para determinar si altos directivos de compañías del Ibex 35 usan sistemas de utilización de tarjetas opacas similares al descubierto en Caja Madrid. A priori, se trata de la apertura de una investigación, no una inspección.

Desde Hacienda han explicado que se trata de averiguar si estas empresas realizan gastos a través de economía sumergida y de partidas no declaradas a Hacienda, algo que no tiene nada que ver con las tarjetas de representación que pueden manejar directivos de estas grandes empresas, pero cuyos gastos están justificados y declarados como rentas en especie.

Además, han puntualizado que aunque la investigación se vaya a centrar en las empresas del Ibex 35, también se ampliará al resto de grandes compañías.

Cuando en el Congreso se le ha preguntado a Guindos si sospecha de las empresas del Ibex 35, ha respondido que el espera que el de Caja Madrid y Bankia sea un caso singular. A lo que hay que añadir que Montoro aseguró ayer que “cada vez es más difícil hacer estas prácticas en España”. 

Veremos en que termina todo esto, y si sólo ha sido un caso aislado, o es una práctica frecuente de las empresas españolas.