Teletrabajo

El teletrabajo viene creciendo en todo el mundo, sobre todo en Europa, aunque una vez más una investigación de mercado de este tipo deja ver cómo las firmas españolas son poco afectadas a experimentar con los nuevos modos de empleo que se ponen de moda en todo el planeta, como podemos saber en esta ocasión gracias a un relevamiento de la consultora IDC, que señala que “sólo el 13,2% tiene implantada una política que fomente este modo de trabajar”.

El estudio, que se ha llevado a cabo especialmente como parte del Día de la Oficina en Casa en buena parte del mundo, y con el apoyo de firmas de trascendencia internacional como Microsoft, está basado en la necesidad de “concienciar sobre la necesidad de fomentar el trabajo flexible en las empresas españolas apoyándose en la tecnología como la herramienta clave para lograrlo”, sobre todo en la situación de crisis que se vive a nivel nacional.

Entre los supuestos en los que se fundamenta esta investigación para señalar que podría apostarse por mayor cantidad de empleados en sus casas, se señalan algunos como por ejemplo que “el 61,9% de los hogares españoles disponen de conexión de banda ancha”, y estamos hablando sólo de aquella provista por Microsoft, siendo que si contabilizamos todos los servicios superamos sin inconvenientes el 90%.

De acuerdo a los desarrolladores del relevamiento, la idea es que las principales compañías españolas sirvan de ejemplo a aquellas que recién está creciendo, para mostrar los buenos dividendos que les puede provocar la utilización del sistema de almacenamiento en nube, el que ellos consideran como el auténtico motor de estas iniciativas.

“Los datos del estudio de IDC muestran claramente que en España aún hay mucho terreno que recorrer para lograr que el trabajo flexible madure hasta convertirse en la opción elegida por la mayoría de las empresas”, ha señalado, de todos modos esperanzada en que la situación se modifique con el tiempo, la directora de Recursos Humanos de Microsoft Ibérica, Blanca Gómez.