tipos de empleados

Cuando uno piensa en su empresa y en los empleados que tiene en la misma trabajando, de seguro considerará que cada uno de ellos tienen sus propias ventajas y desventajas,. Sin embargo, diversos estudios han demostrado no sólo que conviene tener una fuerte pluralidad en este sentido, sino que además ciertos prototipos resultan indispensables para una firma que pretende tener éxito.

Por ejemplo, uno de los empleados que no puede faltarte nunca es lo que algunos denominan “el mentor”. Se trata de una persona de esas que nacieron para enseñar, aunque no sea en el salón de clases. Normalmente suelen ser las personas con más experiencia o que tienen más conocimientos específicos. Aunque no sean los mejores trabajadores, resultan fuente de consulta permanente para sus compañeros.

Por otro lado, igual de importante resulta el “buscador de conocimiento”. Se trata de empleados que no quieren saber nada con liderar por encima de los demás, y que muchas veces tampoco les interesan demasiados los resultados finales. Lo que ellos quieren es aprovechar la experiencia y formarse, y tú también puedes aprender ellos.

El renacentista” es otro de los tipos de trabajadores importantes en cualquier empresa. Se trata de aquellas personas que pueden desarrollar diferentes tareas, y son más que nada necesarias cuando tenemos una empresa en la que por distintos motivos algunos de nuestros empleados pueden no encontrarse presentes ciertos días.

Por otro lado, el optimista es una de esas personas que se hacen requeridas ya no sólo a nivel empresarial, sino también humano y personal, y conviene que siempre tengas a alguien así. Incluso, siempre que tengas la chance, agrega a alguien que sea como “un retador”, es decir, que te desafíe a progresar y mejorar. Estas personas son necesarias para que nadie se relaje, y puedes buscarle un puesto alternativo para que los demás no se sientan molestos por su presencia.