ajustador de seguros

Cuando tenemos una póliza de seguro que es controlada por un ajustador, como sucede muchas veces, una de las principales preocupaciones que se nos viene a la mente es de qué forma debemos actuar para obtener los beneficios necesarios y los derechos que nos corresponden por pagar mensualmente este seguro, luego de un desastre.

Pues bien, primero que nada debes tener en cuenta la necesidad de comunicarte de forma inmediata el ajustador de seguros. De ese modo lograrás acelerar el proceso de reclamo, y además puedes llegar a ser beneficiado en corto plazo con los reembolsos por gastos de hotel, alimentos y demás mientras la casa no esté en condiciones de ser habitada.

En segunda instancia, eso sí, tendrás que tomarte el tiempo de documentar cada uno de los daños que haya sufrido tu hogar, y siempre y cuando puedas agregarle fotos y videos, lo mejor es que también los adjuntes. Incluso, una buena idea en este sentido puede tener que ver con que realices reparaciones menores que eviten un daño posterior a su vivienda, ya que a veces los seguros no cubren estos perjuicios.

Por otro lado, siempre pero siempre, guarda los recibos de los gastos relacionados para recibir un reembolso futuro, aunque creas que ciertas actividades no son cubiertas por los seguros. Luego, si antes hablamos de las reparaciones a modo de parche, que conviene llevarlas a cabo, la realidad es que es mejor no realizar gastos en reparaciones permanentes hasta que no sepamos si el seguro va a cubrirlas.

Finalmente, es muy probable que cuando tu casa haya sufrido daños de consideración a causa de un desastre natural, tengas derecho a algunas bonificaciones que vayan más allá de las que pueda otorgarte el seguro en base a lo que se establecer en la póliza, así que intenta averiguar al respecto.