El grafeno podría ser el material que sustituya o acompañe al silicio todos los dispositivos electrónicos que hoy se centran principalmente en el segundo. Sus aplicaciones son muy amplias en ordenadores, coches, teléfonos móviles, entre otros muchos y siempre presentes en nuestra vida cotidiana.

Por la propiedades del grafeno también puede servir como material en la fabricación de satélites espaciales, aviones o coches, haciendo que sean más seguros. Pero la cosa no queda aquí también en la construcción de edificios convirtiéndolos en más resistentes.

Aun así el uso del grafeno donde realmente destaca en con sus aplicaciones en el campo de la electrónica, donde se puede aprovechar su capacidad para almacenar energía de forma que podría dotar a las baterías de mayor duración y menor tiempo de carga, además de ayudar a establecer conexiones más rápidas e incluso a mejorar el medio ambiente al sustituir materiales mucho más contaminantes que hoy estamos obligados a utilizar.

grafeno

En el ámbito de la salud también tiene sus aplicaciones ya que se podrán crear prótesis de grafeno más eficientes y duraderas. O incluso se podría aplicar para el tratamiento de algunas enfermedades.

barra de cadmio

Nos quedan de 5 a 10 años muy interesantes en los que veremos como evoluciona el uso del grafeno y sus aplicaciones. También veremos como es posible que salgan nuevos competidores como arseniuro de cadmio que también se puede manipular de una forma más sencilla que el grafeno gracias a que cuenta con una estructura tridimensional y comparte la mismas propiedades conductoras del grafeno.

Más información en: Wikipedia Grafeno y Portaltic sobre el Arseniuro de cadmio. Imágenes de wikimedia.