Como sabes, en algunas ciudades se ponen en marcha medidas que ayudan a fomentar el empleo en las empresas ofreciendo ventajas que, de no tener contratos nuevos, no podrías tener. Esto es lo que hace el Ayuntamiento de Barcelona quien, a pesar de la crisis, pretende ayudar a los empresarios y luchar contra el paro al mismo tiempo.

El Ayuntamiento ha impulsado una ayuda según la cual el empresario tendrá menos impuestos si ha contratado trabajadores. En concreto, aquellas empresas que hayan incrementado en un 10 o más por ciento su plantilla de indefinidos tendrán una bonificación del 20% sobre el IAE (Impuesto de Actividades Económicas).

Esta medida se une ya a la que se tenía sobre iniciar un nuevo negocio (están exentos de pagar el IAE durante dos años y solo pagarán la mitad los tres siguientes años).

Otras de las concesiones que se harán por parte del Ayuntamiento de Barcelona será la bonificación del 30% en el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras cuando se genere una nueva actividad; o la eliminación de la tasa de licencias de obras menores.

Habrá que ver si estas medidas son acertadas y ayudan de algo porque, si así fuera, quizás el resto de ciudades españolas podrían aplicarlas también como medida para frenar la crisis y el paro aunque todas las ciudades tienen también otras medidas que podrían venir bien.

Sea como sea los resultados se espera verlos este año ya que la principal medida entra en juego en el 2012 y por ahora estará solo este año salvo que tenga una buena acogida y ayude a reducir el paro y a fomentar los negocios en la ciudad.

También te puede interesar:
Crecieron las medidas de flexibilidad en España en 2012