eur

Dos motivos muy importantes están lastrando hoy las bolsas europeas, por un lado el miedo que llega desde el otro lado del Atlántico tras el esperado final de la QE,  y por otro lado el miedo que está generando la falta de liquidez del gigante asiático chino.  Este efecto de caídas generalizadas en las bolsas y en los bonos europeas está generando una fuerte tensión en las deudas periféricas, que concretamente en el caso español está llevando al bono a diez años hasta la peligrosa resistencia del 5%

Los estímulos no pueden durar indefinidamente

El Banco Internacional de Pagos ha refrendado hoy las palabras de Bernanke en el sentido de que los estímulos no pueden ser indefinidos, apoyando el calendario impuesto por éste de retirada de la QE e instando a los bancos centrales a que comiencen a retirar los estímulos existentes.

El miedo actual en las bolsas europeas tiene su origen en el hecho de que el dinero inyectado hasta ahora por la FED Norteamericana no solo servía de estímulo a su economía doméstica, sino que también llegaba hasta el grupo de países más deprimidos de la eurozona.

Así las cosas, un índice tan importante y revelador del miedo existente, el iTraxx Crossover, sube en estos momentos más de 30 puntos, lo que indica claramente el miedo existente en los mercados.  Existe una fuerte preocupación a que la bolsa norteamericana, que ha subido casi un 170% empujada por dicho dinero, se desinfle de forma importante.  Podemos estar, si alguién no lo remedia, ante el pinchazo de una nueva burbuja.

Tal y como indica Cárpatos, la situación técnica de los índices europeos se ha deteriorado muchísimo, con un Eurostoxx que ha perdido la media de 200, cuando no se movía por dichos niveles desde julio del 2012.  Está también en situación muy delicada, por tanto, el Ibex35 con un soporte muy claro de su futuro en el 7.500.