Según ha anunciado el presidente de la Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, su institución está confiada en la posibilidad de ampliar su acuerdo de bancaseguros con La Caixa para que así sus productos se puedan vender también en la red de sucursales de Banca Cívica. Esto, manifestado en rueda de prensa antes las consultas por el espectro del vínculo entre las partes.

Esta misma persona ha anunciado en el encuentro que la compañía seguirá mirando oportunidades en España y empezará a mirar al extranjero porque en 2013-2014 les gustaría hacer una operación en el exterior, preferentemente en Europa del este o Latinoamérica, mercados que actualmente se consideran oportunos al estar en expansión y que han visto llegar inversiones de toda Europa en los últimos meses.

De hecho, si bien la idea no es abrir una sucursal en el exterior, no se descarta firmar una alianza con un socio local o ir acompañados de alguna empresa española presente ya en esos mercados, ha explicado Garralda; recordando al mismo tiempo que Mutua Madrileña mantiene una alianza con La Caixa, a la que compró el 50% de sus seguros generales, formando la firma “SegurCaixa Adeslas”, y siendo la misma con la que cerró un acuerdo de distribución en exclusiva a cambio del pago de 1.075 millones.

En el mismo sentido, y una vez sucedido el anuncio de absorción de Banca Cívica por parte de La Caixa, a través de CaixaBank, Garralda ha manifestado que la entidad catalana será la que tendrá que decidir si quiere ampliar su alianza con la Mutua Madrileña: “lo más seguro es que sigamos la estela que nos vayan abriendo, si nos los ofrece, estaremos encantados de que se puedan distribuir los productos de Mutua Madrileña en la red de Banca Cívica”.

De esta forma, la aseguradora espera que se puedan mejorar sus registros de llegada a regiones en las que la Banca Cívica es líder, como por ejemplo Navarra, Canarias, Andalucía occidental y Burgos.