Considerando que Jason Trawick se convertirá en muy poco tiempo en el nuevo marido de la cantante, ahora la prensa norteamericana ha anunciado que también se trata de la persona que posea tu tutoría legal, para poder llevar adelante todos sus asuntos antes las cortes, motivo por el cual se produjo una serie de recientes reuniones entre el mismo y su suegro a fin de ser añadido a los papeles de la artista.

Mediante este acuerdo, Jason será quien tenga control legal sobre la Princesa del Pop en temas relacionados con la salud, la alimentación y el vestuario de su mujer, especialmente para evitar que Britney vuelve a caer en los problemas que tuvo en los últimos tiempos, y para de alguna forma, comenzar a mostrar una imagen de mujer mucho más superada que lo que ha hecho hasta el momento.

Al respecto, incluso la revista “People” señala que el padre de Britney Spears y su yerno ya se han puesto de acuerdo para seguir velando por la cantante, aunque sin embargo seguirá siendo el primero, Jamie Spears quien se haga cargo de la administración de la multimillonaria fortuna de su hija.

De hecho, vale remontarse un poco al pasado, y más concretamente al año 2008, para saber que fue allí cuando su patriarca se hizo con las riendas de las cuentas de la cantante cuando a la joven se le diagnosticó un problema psiquiátrico, habiendo mejorado notablemente sus ingresos, y sobre todo sus gastos, en este tiempo.

Por otro lado, y siempre según las informaciones surgidas del propio entorno de la pareja, Jason y Jamie es la prueba de que falta muy poco para la boda entre ambos. Recordemos que se comprometieron el pasado mes de diciembre durante el 40 cumpleaños de Trawick, y aunque todavía no se ha confirmado una fecha concreta para el enlace, seguramente se dé antes de finalizar el año.