El consejo de Ministros, a propuesta del ministro de justicia, ha aprobado el Proyecto de Ley del Estatuto de la Víctima del Delito, una ley que ve la luz con un objetivo muy claro: ser el catálogo general de los derechos procesales y extraprocesales de todas aquellas personas que son víctimas de algún tipo de delito.

Esta ley pretende ofrecer tanto a las víctimas como a sus familiares un orientación lo más amplia posible, que abarque tanto el aspecto jurídico como el social, ofreciendo distintas soluciones a los diferentes problemas que les puedan plantear.

los derechos de las victimas

Entre los aspectos que nos podemos encontrar en esta ley están los de reducir los trámites innecesarios que pueden llegar a ser un problema para la víctima. En este caso se reducirán al máximo el número de declaraciones dejando de lado aquellas que no son necesarias.

En su artículo 10 del proyecto, aparece una de las mayores novedades de la nueva ley. En este punto se recoge que los hijos menores que se encuentran en un entorno de violencia tendrán derecho a las mismas medidas de asistencia y protección que las víctimas de esos delitos.

Respecto a los derechos de las víctimas, se recoge que todas ellas tendrán derecho a recibir información en un lenguaje comprensible sobre cómo interponer una denuncia. También se reconoce el derecho de las víctimas a estar acompañada por la persona que designe.

Sobre el proceso penal, uno de los principales cambios radica en el periodo para recurrir los sobreseimientos, pasando de los tres actuales hasta los 20 días. A las víctimas residentes en otros países de la Unión Europea, se les facilitará el proceso para que puedan declarar por medio de videoconferencias en sus intervenciones posteriores.

Con esta nueva ley, lo que se busca es mejorar la atención a aquellas víctimas que sufren algún tipo de violencia en su vida.