La presente década será testigo del descenso de las tasas de paro en las economías de los países desarrollados, aunque el paro en España seguirá siendo uno de los más altos en ese grupo. Para este año 2015 la OIT (Organización Internacional del Trabajo) el paro en España se estima en un 23,6% mientras que para el año siguiente se calcula en un 22,8%. En el año 2017 continuará la tasa descendente hasta un 21,82%. Algo más baja se estima la del 2019 que alcanzará un 21,49% en el país ibérico.

El futuro del paro en España, año a año

Si estos pronósticos son acertados el paro en España superará más de una década de desempleo con cifras superiores al 20%. En efecto, en 2010 la tasa de paro en España fue del 20,23%, mientras que en el año 2007 se ubicó en el 8,4%. En ese año empezaron las dificultades en materia hipotecaria y financiera, las que provocaron la crisis global de la economía hispana.

Paro en España
Wikipedia

La OIT considera que la baja registrada en los salarios en algunos países europeos -entre los que se encuentra España- coadyuvaron a homogeneizar la competitividad respecto de los costes dentro de la llamada zona euro, en donde se registra una relativa paridad respecto de los montos que requiere la paga de salarios. El mismo Organismo de las Naciones Unidas señalo que a pesar de ello, esta circunstancia no ha implicado siempre una mejora en los índices de competitividad externa además de la reubicación interna hacia algunos sectores con mayor productividad.

También observa la OIT que alguna de las razones del paro en España están dadas -a pesar del aumento en el volumen de las exportaciones y el crecimiento de las empresas- en que la demanda interna no ha mejorado, el crédito continúa escaso ante los estrictos requisitos y la dura regulación que afecta a los mercados.