Según las últimas informaciones redactadas por el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, la cantidad de personas de esta nacionalidad que viven este territorio y que en los últimos tiempos han pedido los famosos subsidio de desempleo por primera vez, han aumentado de forma considerable, y continua, en las últimas cuatro semanas.

De esta forma, los especialistas consideran que la actual situación podría aumentar las preocupaciones respecto a que la recuperación del mercado laboral se esté frenando, luego de una crisis del 2008 que devastó a muchos sectores de la industria, y un sector como el de los pedidos de seguros por desempleo que si bien experimentó algunas bajas en los últimos meses, parece haberse inclinado directamente hacia el alta.

Concretamente, las solicitudes iniciales de beneficios por desempleo se elevaron en 10.000, a una tasa desestacionalizada de 383.000, lo que determina a grandes rasgos, además, el hecho de que las solicitudes ahora han subido en siete de las últimas ocho semanas, aunque bien cabe destacarse, igualmente, que la mayoría de estos casos tuvieron que ver con crecimientos mínimos, ya que el nivel general no ha presentado cambios demasiados bruscos.

El problema es que más allá de que se trate de un leve incremento, de todas formas el mismo podría llegar a producir una profundización de las preocupaciones generadas por el débil informe de creación de empleos de abril en los estados Unidos. De igual modo, se anuncia el informe oficial de empleo de mayo, se prevé que el mercado laboral haya creado 150.000 puestos de trabajo.

A rasgos generales, el promedio móvil de cuatro semanas, una medida de las tendencias del mercado laboral, se incrementó en 3.750, llegando hasta los 374.500. Incluso, la cantidad de personas que seguía recibiendo este tipo de beneficios, presentó una caída de los programas estatales regulares, tras retirar una semana inicial de ayuda bajó en 36.000 a 3,24 millones en la semana que terminó el 19 de mayo.