Prepara las vacaciones para recuperar el equilibrio

El cansancio es real, el dolor que a veces se siente, cuando crees que estás por debajo de tus posibilidades es inmenso. En este sentido, en el plano laboral, en el ámbito educativo y en la empresa, es muy frecuente que por estas fechas, y con la cercanía del mes de junio, los trabajadores estén agotados. Es decir, arrastren un gran estrés, ansiedad y cansancio extremo. Por ello, va llegando el momento de pensar en las vacaciones porque además, en la medida en que una persona planifica su futuro, también siente ilusión y motivación, es decir, se siente mejor consigo misma.

En tiempos de crisis, tener vacaciones, puede ser todo un lujo. Sin embargo, no hay que pensar que sólo se disfruta de un descanso viajando lejos de casa a algún destino turístico. Es posible buscar alternativas más sencillas, incluso, disfrutar de la propia ciudad de residencia, visitar a familiares, estar con los amigos… Las vacaciones nos permiten recuperar el equilibrio que a veces, rompemos a lo largo del año cuando nos centramos en exceso en el plano laboral y no dedicamos todo el tiempo necesario a la familia y a los amigos.

Pero especialmente, el parón es indispensable desde un punto de vista físico y emocional para poder conectar con uno mismo, alimentar la fortaleza, recargar pilas, tener más ilusión y motivación a la vuelta… De momento, los trabajadores tienen que esforzarse por dar lo mejor de sí mismos en la recta final del mes de mayo y de junio, cuando las sonrisas, empiezan a brillar por su ausencia, el agotamiento pesa como una mochila sobre la espalda y la autoestima, también decae.

Imagen: SobreviviRRHHre