Ante la reciente presentación del informe denominado “Perspectivas de inversión en Europa en 2012”, hemos podido saber que los principales fondos de inversión de alto riesgo, que en la jerga son conocidos también bajo el nombre de “hegde funds”, y sumados a los bancos de inversión y fondos de capital riesgo de todo el mundo, podrían terminar invirtiendo en este 2012, “50.000 millones de euros en la compra de activos no estratégicos de la Banca Europea”.

Los mismos, que podrían llegar a presentarse en forma de créditos e hipotecas impagadas o activos inmobiliarios, según podemos estimar mediante este comunicado emitido por “PricewaterhouseCooper”, luego de que la compañía consultora haya entrevistado en las últimas semanas a hasta 50 de los mayores inversores europeos de activos bancarios.

En este sentido, el informe establece también que países como Reino Unido, Alemania e Italia pueden ser considerados los mercados más atractivos para inversiones de este tipo, por lo que los especialistas esperan que sean justamente quienes protagonicen la mayor cantidad de transacciones del segmento hasta finalizar el año.

Incluso, el informe también hace alusión al caso particular de España, mediante el cual se hace hincapié en la reestructuración del sistema financiero, y la importancia que reviste particularmente el aumento de los requerimientos de provisiones exigidos, lo que podría complicar las intenciones de empresas y particulares de presentarse en el ámbito nacional.

De la misma forma, bien vale recordarse que por el momento, la Banca Europea cuenta con activos no estratégicos por un valor superior a los 2,5 billones de euros, es decir, una representación de alrededor del 6 % del total de los activos del sector. “La muestra más clara de las buenas perspectivas de inversión es que el 100 % de los encuestados asegura que durante 2012, efectuará alguna transacción”, concluye básicamente el informe.

También te puede interesar:
Hacienda y el riesgo fiscal