La administración y gestión de una empresa ha sido, desde hace muchos años, visto de diferentes maneras. Sin embargo, hay una serie de principios que llaman la atención y, a pesar del tiempo, lugar o época en la que vivamos, se pueden aplicar a cualquier empresa solo modificando algunos puntos específicos del entorno o a lo que se dedique la misma.

Estos principios son según Henri Fayol, un ingeniero de minas allá por el año 1849 quien, a los 47 años, ocupó la gerencia general de una empresa y, gracias a su gestión, logró sacar de una crisis importante a la empresa y llevarla al éxito.

Según Fayol, los principios a tener en cuenta son los siguientes:

  1. División del trabajo. Fayol estaba de acuerdo en dividir el trabajo en tareas más pequeñas para producir más y mejor. No es lo mismo que un dibujante, por ejemplo, sea quien dibuje y edite el comic pudiendo dividirse ese trabajo y así dedicar más horas cada uno a lo que de verdad saben hacer mejor.
  2. Autoridad y responsabilidad. Según Fayol, la autoridad es el derecho a dar órdenes y el poder de esperar obediencia . Esa autoridad es inseparable de la responsabilidad y han de estar en equilibrio para poder darse un buen karma en la empresa.
  3. Disciplina. En cuanto a la obediencia, actividad diaria y organización general de toda la empresa. No es lo mismo tener una empresa que no se preocupa de llevar un orden de sus trabajadores que hacerlo.
  4. Unidad de mando. Según esto, no se deben recibir órdenes de más de un superior pues lo único que generan son problemas al poder contradecirse uno y otro.
  5. Unidad de dirección. Relacionada con la anterior, se refiere a tener solo un jefe para un departamento, nunca dos, por el mismo problema de antes.
  6. Subordinación del individual al general. Se refiere a que los intereses individuales no son los que deben primar sino los generales (el bien común).
  7. Remuneración del personal. Porque todo trabajo requiere de una remuneración.
  8. Descentralización versus centralización.  Uno de los problemas de toda empresa, saber si es mejor centralizar o descentralizar servicios o partes de la empresa. Aquí no hay una respuesta sencilla pues dependerá de la propia empresa y de la suerte para encontrar buenos trabajadores.
  9. Jerarquía. La jerarquía es buena conocerla desde el principio para que todo quede regularizado y se sepa quién es el superior directo de quién.
  10. Orden. En esto Fayol dividía el orden en material, «un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar» y en social, «un lugar para cada persona y cada persona en su lugar». De esta manera nos quiere decir que debemos encontrar el lugar para cada persona, donde mejor se desarrolle. Y lo mismo ocurre en los objetos que tengamos generando orden y limpieza.
  11. Equidad. Los jefes han de ser justos y objetivos con sus trabajadores, nunca han de juzgar solo por si les cae mejor un trabajador que otro.
  12. Estabilidad del personal. Para que un trabajador esté feliz en la empresa la estabilidad de su puesto de trabajo es algo que puede ayudar a tener a un trabajador motivado.
  13. Iniciativa.
  14. Espíritu de grupo. Es la unión de la empresa.