WhatsApp trabajo

Con el surgimiento de las distintas alternativas de mensajería instantánea, como por ejemplo WhatsApp, sabemos que muchas parejas se cortan mediante este sistema, pero en los últimos tiempos parece que se ha hecho costumbre de varios empleadores, también, el despedir a sus empleados utilizando esta plataforma, así que vamos a analizar qué dicen los expertos en la temática. Debe darse uno por despedido en estos casos?

Como decíamos, lo primero que analizan los especialistas en derecho, es que si bien los sistemas de mensajería móvil han supuesto una revolución en nuestra forma de comunicación, incluso en el campo laboral, no se trata de un medio oficial que pueda acreditar la presencia de las dos personas protagonistas del hecho a ambos lados del móvil.

El WhatsApp en el trabajo

Hay que destacar, además, que las dudas de los usuarios vienen porque, de acuerdo a la ley vigente, “comunicar instrucciones laborales por estos medios resulta lícito, siempre y cuando las mismas constituyan una expresión del legítimo ejercicio del poder de dirección y organización empresarial”. Pero eso es una cosa y otra muy distinta es que mediante WhatsApp nos comuniquen que estamos despedidos.

En la mayoría de los países de habla hispana al menos, los Estatutos de los Trabajadores indican que cuando el despido es por causas de disciplina, el mismo debe realizarse “por escrito, indicando la causa o los hechos que motivan el cese, así como la fecha a partir de la cual la extinción de la relación laboral tendrá efecto”. Es decir, que en estos casos el WhatsApp -o lo que allí nos comuniquen- no sirve para nada.

Ahora bien, un despido también puede producirse por razones económicas, organizativas, técnicas o de producción. También en estos casos tienes que pedir siempre un escrito con las causas del cese de tu actividad, de forma que quede registrado. En derecho se conoce esta actividad bajo la concepción de improcedencia, así que recuerda que no estás despedido, si el despido es únicamente por WhatsApp, y si se niegan a reincorporarte sin un escrito de despido, puedes iniciar acciones legales.