Qué hacer cuando el trabajo puede contigo
A nivel humano, cualquier persona vive feliz y se siente bien consiga misma cuando tiene el control de la situación, es decir, cuando tiene la capacidad de vivir en plenitud, aprovechar el tiempo, resolver los conflictos en el momento oportuno, y sentir la serenidad que aporta el presente. Sin embargo, existen situaciones en las que el trabajo puede derrumbar por completo a una persona.

Así sucede cuando alguien asume más responsabilidades de las necesarias durante mucho tiempo. Por ello, es más que necesario aprender a delegar para decir adiós al estrés y la ansiedad, de lo contrario, el problema va a más y la situación se agrava de una forma notable.

Por otro lado, cuando alguien soporta durante mucho tiempo un mal ambiente en la oficina, también puede darse por vencido en algún momento. Y es que, el trabajo puede ser tu mayor enemigo cuando sientes que cada día tienes que ir a la oficina a luchar. El trabajo no es un combate, por ello, aspira a poder formar parte de un proyecto en el que puedes relajarte y ser tú mismo.

La felicidad de este modo fluye y de hecho, las empresas que están formadas por trabajadores felices también tienen un nivel de productividad mucho más alto. Debes cuidar de ti y estar fuerte para poder desempeñar tu función laboral de una forma objetiva. En la medida en que te descuidas y te sientes débil, también tienes más opciones de perder el control.

¿Qué hacer cuando el trabajo puede contigo? Pensar en posibles soluciones para poder hacer cambios. No dejes que las cosas sigan igual durante muchos meses.

Imagen: Aecomex