Radiografía de la economía de los estudiantes españoles

economía de los estudiantes

La Covid-19 ha traído consigo una importantes crisis económica que ha afectado más a algunos sectores de la sociedad. Entre los más afectados se encuentran los jóvenes que han visto como resulta complicado encontrar trabajo. Esto ha provocado un cambio de su actitud frente al dinero, buscando nuevas formas de gestionar mejor su dinero. Según un estudio realizado por el banco N26, un tercio de los universitarios aseguran que vigilan ahora más sus finanza que antes de la crisis sanitaria.

Ante esta situación, la tecnología se presenta como una herramienta fundamental para conseguir un mayor control de esas finanzas. De esta forma, según el estudio realizado por N26, el 56% de los estudiantes se han subido al carro de la digitalización en la gestión de sus finanzas. El 56% hace uso de alguna app para pagar facturas, o compartir gastos con amigos, compañeros de piso, …

Otra tendencia que desvela el informe es la disposición de los estudiantes a poner en común su dinero para hacer frente a los principales gastos recurrentes: casi la mitad, un 49%, comparte con sus compañeros de piso los gastos de la compra, porcentaje que asciende al 51% para los gastos de Internet. También cabe destacar que en España un 43% comparte las suscripciones a plataformas como Netflix o Prime Video. 

Estudiantes preocupados por su presupuesto y padres al rescate

Las conclusiones del estudio destacan que más de un tercio de los universitarios españoles (38%) está preocupado por su situación financiera. De hecho, hasta un 56% de los universitarios del país describe su actitud hacia la gestión del dinero como “cautelosa”, y el 51% se considera ahorrador en serie.

Esta actitud conservadora no es de extrañar, pues en el último curso académico el 37% de los estudiantes españoles han sufrido pérdidas económicas debido a cambios en su situación vital, que ascendieron a una media de 263,91 euros. Además, hasta un 14% de los encuestados afirma que los costes asociados a estos cambios han ascendido a más de 500 euros. Aunque la mitad de los estudiantes españoles encuestados vivieron en casa de su familia en el último curso académico debido al COVID, una quinta parte tuvo que seguir pagando el alquiler y hasta un 12% vió sus gastos incrementados porque tuvo que asumir la renta de algún compañero/a de piso.

Además, la falta de ahorros es otro de los grandes problemas para este colectivo: el 12% no prevé ahorrar dinero en el próximo año académico, y más de una cuarta parte de los estudiantes ha perdido su trabajo paralelo como consecuencia de la pandemia de COVID-19 (27%). Por este motivo, en muchos casos el respaldo económico de los padres es fundamental para pagar algunos gastos fijos como Internet (28%), teléfono (31%) o el coste de los estudios (30%). El 20% de los estudiantes también afirman que son sus padres los que cubren el coste de su alojamiento en caso de necesitarlo.

Ir arriba