Obtener financiamiento bancario puede ser un proceso difícil, lleno de papeleo y una larga espera y aun así, no garantiza su aprobación. Y es que los bancos han comenzado a ajustar en estos últimos años unos criterios diferentes a la hora de ofrecer préstamos, dejando a muchas PYMES sin una fuente de financiación.

Afortunadamente y en la actualidad, existen soluciones financieras que apoyan al sector de las PYMES para que puedan continuar con sus negocios. El proceso suele ser rápido y fácil, ya que utilizan herramientas que garantizan una mayor liquidez para las pequeñas y medianas empresas y minimiza el riesgo de los impagos. ¿Quieres saber de qué se trata?

¿Por qué necesitas financiación?

Un sistema financiero eficiente es esencial para la asignación eficiente del capital, es decir, para que el capital sea productivo y contribuya al crecimiento del negocio.

La financiación tiene un papel fundamental para las PYMES, ya que posibilita la inversión a la hora de adquirir nuevas plantas, máquinas y equipos, investigación y desarrollo, entre otros.

Además es algo bastante importante para la operación regular de las empresas que dependen de préstamos para poder cumplir los compromisos con los proveedores y sus trabajadores, cuando existe un descenso entre producción y facturación, por ejemplo.

Razones para optar por una financiación no bancaria

Son muchas las razones para solicitar los servicios de una empresa de financiación, así que a continuación encontrarás cinco razones que te ayudarán a tomar la decisión correcta.

Diversidad de productos

La mayoría de las empresas que cuentan con una financiación alternativa ofrecen productos que le darán mayor liquidez a tu empresa y te ayudarán a aumentar tus ventas, alargando la vida de tu negocio.

Un ejemplo de productos financiero, son el descuento de pagarés, algo que te ayudará a conseguir la liquidez sin tener que esperar la fecha de vencimiento para el cobro del mismo. Y lo mejor de todo, sin retenciones.

Criterios de préstamo

Los bancos tienen criterios de préstamo más estrictos, por lo que cuanto menor sea el historial de crédito, mayor será el riesgo para ellos.

Sin embargo, muchas empresas como por ejemplo corfisa financiación, ofrecen diferentes productos financieros (descuento de pagarés, factoring, préstamos, anticipo de contratos, avales técnicos, etc.) para ayudar a aquellas empresas que no pueden optar por una financiación bancaria y lo mejor de todo, es que en menos de 24 horas tendrás la respuesta de tu solicitud.

Toque personal

A menudo los prestamistas no bancarios ofrecen un servicio de atención al cliente más personalizado y tienen la capacidad de evaluar las transacciones caso por caso, dando servicio a situaciones complejas de préstamos que no podrían superar la burocracia con los prestamistas tradicionales.

Esto es especialmente beneficioso para las PYMES, ya que estas cuentan con grandes obstáculos a la hora de hacer crecer su cartera de clientes.

Tarifas

Las tasas de interés generalmente se establecen entre el cliente y el prestamista no bancario. Las facilidades para los reembolsos se realizan a través de cuotas que se adaptan a tus necesidades y las de tu empresa.

Historial de crédito

Los prestamistas no bancarios a menudo son la mejor opción para aquellos que no cumplan con los criterios de los préstamos bancarios debido a que son empleados por cuenta propia o tienen una calificación crediticia más baja.

También proporcionan financiación a empresas a las que se les haya negado un préstamo bancario en el pasado. Esto se debe a que observan el flujo de efectivo de los puntos de ventas de las PYMES, a diferencia de los prestamistas institucionales tradicionales.

¿Vale la pena considerar una financiación no bancaria para tu próximo préstamo?

La mayoría de las personas asumen que los grandes bancos son la mejor opción para este tipo de financiación, sin embargo, esto es un tema para el debate.

El sector de las PYMES está evolucionando y los bancos se han vuelto más burocráticos. Si optas por usar los servicios de los principales bancos, estás eliminando una gran parte del panorama competitivo y es posible que te pierdas la mejor opción para tus circunstancias personales.

En los últimos años, muchas PYMES se han visto afectadas por que sus solicitudes no han sido aprobadas, así que la financiación no bancaria puede ser la mejor opción para avanzar.