reuniones de trabajo movil

Cuando entramos a ese trabajo que tanto hemos soñado dentro de nuestra empresa preferida, veremos que existen una enorme cantidad de ventajas de desempeñarnos allí, y como sucede en cualquier parte, también algunas molestias. Si hiciéramos encuestas, estamos seguros de que uno de estos elementos molestos que forman parte del empleo tienen que ver con las tediosas reuniones de trabajo en las que se pierde mucho tiempo y se decide poco y nada.

Ahora bien, si las reuniones ya tienen un efecto molesto en sí mismas, qué podemos decir de las personas que hacen que se vuelvan una verdadera tortura, como aquellos que no dejan de atender llamadas, revisar el correo o chatear durante la junta. Es por eso que ante dadas circunstancias, nosotros nos preguntamos qué conviene hacer en estos casos.

Lo primero que debemos tener en cuenta está relacionado directamente con la opinión que puede darnos un especialista en el campo, y es que cuando de productividad en el trabajo se trata, los móviles prácticamente pueden considerarse enviados por el demonio. Es decir, salvo muy raras excepciones, nunca vamos a trabajar más por tener el smartphone al lado nuestro.

Además, recientes estudios señalan que los empleados de oficina se han convertido en los últimos años en una especie de seguidores de la multitarea, de forma que se les complica demasiado poder concentrarse en sólo una actividad. Por eso, como en el smartphone pueden tener muchas tareas al mismo tiempo, es que se encuentran pendientes de ellos a casa segundo.

Lo más curioso, y a modo de consejo, es que además tengas en cuenta que las mujeres, por una cuestión propia suya, son mucho menos tolerantes que los hombres a las pérdidas de tiempo con móviles de por medio. Por eso, si tienes una jefa, y no quieres que se enoje, te recomendamos que dejes el smartphone en silencio en el abrigo, o en el coche si hace falta.