La semana pasada el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre del presente año. A lo largo de varias entradas ya hemos analizado dichos datos, pero hoy no vamos a centrar en los sectores creadores de empleo durante la crisis.empleo EPA

Según el INE España ha perdido más de 3,1 millones de puestos de trabajo a lo largo de seis años de crisis. Según los datos que ha aportado el INE, en este tercer trimestre había poco más de 17,5 millones de personas ocupadas en España, cuando a comienzos de la crisis en 2008, eran más de 20,6 millones empleadas, una bajada estrepitosa en el mercado laboral.

La extrapolación de dichas cifras a los sectores, nos hacen conocer que 1,11 millones de empleos perdidos fueron en el sector de la construcción residencial, el sector sin duda más perjudicado por la burbuja inmobiliaria; le sigue el sector de la industria con 923.000 puestos (con ciertas excepciones como el almacenamiento, la industria papelera y suministro de energía, que ha creado empleo) y por último la agricultura con 204.000 empleos.

Pero en estos números tan negativos, hay sectores muy concretos que han creado empleo.

La Encuesta de población Activa analiza 99 sectores o rúbricas, de las cuales sólo 22 de ellas han sido capaces de generar más empleo que antes de la crisis que vivimos, por ejemplo las actividades sanitarias, el deporte y las residencias.

Las actividades sanitarias son el sector que mejor se ha comportado, con 124.000 puestos, seguido de las residencias y el deporte, que han creado 79.300 y 76.800 empleos, respectivamente. Pese a los recortes, el empleo en la administración pública ha aumentado en 68.900 ocupaciones, siendo otra de las ramas con más mejoría.

Otros sectores que han mejorado pero en menor medida son la seguridad, la programación informática, la investigación, restauración y la consultoría.