La compañía corredora de seguros, Seguronce, perteneciente a la Corporación Empresarial ONCE, ha anunciado en las últimas horas el lanzamiento de una interesante póliza directamente dirigida a aquellas personas que utilizan sillas de ruedas, mediante la cual se cubrirán “daños causados por incendios, robos, caídas, vuelcos u otros percances externos no achacables al desgaste o mantenimiento” de las mismas.

Una de las cuestiones más increíbles del caso es que se trata del primer tipo de seguro en este rubro que se comercializa en suelo español, y que el mismo cubrirá, según lo han informado sus propios ideados, hasta el valor de la compra de una silla nueva, sólo en los casos que sean catalogados por los propios veedores de la firma, como de “siniestro total”.

Justamente bajo este concepto, el más extremo de todos los perjuicios que estaría cubriendo la póliza, se informa que se incluirán “una indemnización por traslado al domicilio del usuario y la silla averiada e inmovilizada con un límite de 100 euros por siniestro, para daños materiales indemnizables”.

En todos estos casos, además, la persona que asegure su silla también estará cubriendo todos los daños que puedan llegar a ocasionarse como consecuencia directa de una avería eléctrica o semejantes que se produzca de manera inesperada, del mismo modo que esto sólo será válido para aquellos productos que no tengan más de seis años de antigüedad. En los casos de robos, en tanto, la póliza cubrirá el valor de nuevo de la silla durante los dos años posteriores a su adquisición.

Finalmente, hay que mencionar que este tipo de seguros se estará comerciando, entre otros sitios, en los establecimientos de Vía Libre, empresa del Grupo Fundosa, especializada en accesibilidad. Esta firma se encarga normalmente de ofrecer servicios como asesoramiento, servicios y productos de apoyo a la autonomía personal, por lo que se espera una llegada masiva a las personas discapacitadas -o sus familiares- que puedan llegar a requerir de estas pólizas.