Cada vez son más los profesionales autónomos que, sea por obligación o por necesidad de estar seguros, demandan este tipo de seguros de responsabilidad civil que les cubra frente a daños causados a clientes o a terceros derivados de errores u omisiones cometidos en el ejercicio de su profesión.

Los profesionales autónomos se encuentran muchas veces desamparados antes ciertas circunstancias derivadas del desarrollo de su trabajo y que le pueden suponer grandes problemas. Un seguro de responsabilidad civil da mucha tranquilidad a todos aquellos profesionales independientes cuyo trabajo puede reportar algún tipo de riesgo de cada a terceros.

Los seguros de responsabilidad civil para autónomos más demandados son los que se relacionan con el mundo de la construcción y las reparaciones domésticas. Es el caso de albañiles, fontaneros, electricistas o carpinteros, entre otros.

Como cualquier otro seguro de responsabilidad civil, éste cubre sólo aquellas circunstancias que no incurran en ningún tipo de delito o mal hacer del asegurado, y atendiendo a las cláusulas recogidas en el contrato.

Es muy importante atender a las exclusiones en los seguros de responsabilidad civil, ya que no todo está cubierto. Por ejemplo, todas las pólizas de seguros de responsabilidad civil excluyen de su cobertura los objetos sobre los que se está trabajando, a no ser que se indique lo contrario. Además, es importante que en la póliza esté indicado el ámbito de actuación, especialmente para profesionales que trabajan eventualmente en el extranjero.

Como en el caso de la elección del mejor seguro para coche, es muy interesante acudir a un comparador de seguros o a una agencia en la que nos ofrezcan una oferta comparada y analizada, así como una propuesta adaptada las necesidades personales de cada cliente.

Me ha gustado mucho el planteamiento y la amplia información que ofrecen en SegurosCER.com, una compañía española especializada en seguros online para autónomos y empresas.