Una práctica que hasta hace nada era considerada abiertamente ilegal, se instala como el punto fuerte del marketing de un operado de telefonía móvil, simyo.

 
A sus ofertas de 9 céntimos por SMS y 10 euros de regalo por cada 10 euros contratados se suma una aventurada promoción ya anunciada en su sitio web: la liberación de tu móvil. ¿Qué significa esto? Que tu móvil, una vez liberado, podrá recibir la tarjeta SIM de cualquier operador y no sólo la del operador que te vendió el  teléfono

 
Todas las compañías obligan al nuevo dueño de un móvil a firmar un contrato de permanencia a cambio de adquirir un aparato a precios preferenciales. De darse de baja antes del fin del contrato en el operador, se sufría una penalidad. Esta obligación es la que había dado un matiz de ilegalidad a la liberación de móviles, practicada a nivel de la calle y en la red desde hace ya varios años. Si bien, una vez cumplido el contrato de permanencia, es obligación de los operadores liberar al móvil sin ningún tipo de condiciones.

 
Es la primera vez que una compañía ofrece la liberación como un plus de sus servicios. A partir del 5 de marzo, simyo inicia una agresiva campaña de liberación, prácticamente una subvención. En locales en donde se leerá la siguiente frase:

 “Aquí emancipamos móviles,

entra y libera el tuyo.

simyo, mi propia telefonía móvil”

 

cualquier interesado podrá liberar su móvil gratuitamente, y adquirir una tarjeta SIM de simyo por un euro, recibiendo 10 euros en llamadas si se trata de un número nuevo y 20 si se cuenta con un móvil de la competencia.

 
La liberación de móviles es una práctica legal en varios países de la UE.