Los especialistas tecnológicos están seguros de que sólo será cuestión de tiempo para que las empresas acepten de forma generalizada los pagos con tarjeta utilizando como medio para los mismos, el teléfono móvil o las tablets. Sin embargo, y aunque por el momento la mayoría de las compañías no se adhieren a este corriente existente en otros países del mundo, sí podemos afirmar que SumUp es la primera empresa en permitirnos abonar nuestros gastos de esta forma.

De hecho, en SumUp cualquier comercio podrá convertir su smartphone o tablet en una caja registradora y aceptar pagos con tarjetas de débito y crédito de forma fácil y segura, según han anunciado sus propios ejecutivos, quienes ven en esta novedad, relacionada con el creciente uso de los smartphones, un espectro más para aumentar sus ventas, por lo que no pasará demasiado tiempo hasta que otras empresas copien sus movimientos.

Uno de los elementos que no se pueden dejar de considerar, a la hora de entender esta apuesta de SumUp por las tecnologías, incluso de modo altruista porque las demás firmas del mercado se mantienen al margen, al menos de momento, tiene que ver con que algunos de sus inversores, como por ejemplo el suizo Klaus Hommels, posee un buen número de acciones de plataformas como Skype, Facebook y Xing, por lo que se trata de un negocio que conocen a la perfección.

“Existen muchos comercios en la actualidad que no pueden permitirse perder a un cliente por no aceptar pagos con tarjeta de crédito. Sin embargo, estos comercios se oponen a contratar un terminal a través de un banco convencional debido a las dificultades y costes que supone. Nuestra misión es ofrecer un sistema de pago fácil, sin trámites, seguro y económico para todos los empresarios. Ofrecemos una solución sin que importe el tamaño, el tipo o la movilidad de sus negocios”, ha explicado al respecto Daniel Klein, CEO de SumUp.