El trading intradía es un conjunto de estrategias que consisten en comprar y vender activos en los mercados financieros en el plazo de un solo día, ya sea acciones, divisas, materias primas, etc. Para tener éxito en el trading intradía no solo se necesita tener capital suficiente sino también conocer en profundidad el mercado en el que estamos operando. No obstante, esto no es necesariamente garantía de éxito.

Este tipo de trader busca acciones, índices o divisas muy líquidas y volátiles para intentar obtener ganancias como resultado de los movimientos de precios del activo en un plazo muy corto de tiempo.

Características del trader intradía

La disciplina y una alta tolerancia al riesgo son esenciales en este tipo de trading ya que mientras en la inversión a medio y largo plazo puedes permitirte algún error, en el trading intradía no caben los errores. Este es uno de los motivos por los que este tipo de estrategias se consideran muy arriesgadas.

En este sentido, no es aconsejable que un trader principiante se plantee practicar este tipo de estrategias. Lo más recomendable en este caso es centrarse en una buena formación y practicar durante al menos un año con estrategias de largo plazo, empezando por hacerlo en cuentas demo gratuitas.

Una vez que hemos practicado y tenemos el conocimiento adecuado, es momento de hacer un plan de trading. Este paso se debe dar siempre, sea cual sea el estilo de trading que practiquemos, pero en el caso del intradía es más necesario, si cabe. No solo para evitar errores sino también para poder contar con una guía que te dé seguridad en un contexto de mucha tensión y estrés.

También te puede interesar:
Un trader, ¿Nace o se hace?

Forex

Dado que el trader intradía busca volatilidad y liquidez, el mercado más adecuado para sus estrategias cortoplacistas es el Forex o mercado de divisas, el más líquido del mundo y con una elevada volatilidad con un volumen diario de transacciones de 5 billones de dólares al día. Además, permanece abierto por las noches:de lunes a viernes las 24 horas del día.

Los sistemas de trading intradía en Forex son similares a los usados en plazos de tiempo mayores, aunque tienen algunas diferencias importantes, principalmente el ritmo y el enfoque. En este sentido, es común realizar una gran cantidad de operaciones con ganancias más pequeñas mientras que en las de medio y largo plazo lo habitual es abrir menos posiciones pero esperar ganancias mayores.

El Forex es el mercado con mayor proyección de crecimiento, por ello muchos brókers se han especializado en los últimos años en este mercado. La competencia, en este sentido, favorece al cliente, ofreciéndole mejores servicios y condiciones.

Estrategias intradía más populares

Entre las estrategias más populares del trading intradía hay una que destaca entre todas: el Scalping. Consiste en realizar una gran cantidad de operaciones que permanecen abiertas por muy poco tiempo, minutos e incluso segundos, por ello es la estrategia perfecta para aquellos traders que buscan emociones fuertes, con tiempo suficiente para estar delante de la pantalla para abrir y cerrar sus operaciones continuamente y para aquellos que no tienen tiempo para hacer análisis previos.

Otro tipo de estrategia intradía es el trading a la inversa, también conocido como trading de retroceso, trading de tendencia de contrarresto y trading de desvanecimiento. Básicamente consiste en operar contra la tendencia, identificando retrocesos potenciales con una alta probabilidad, así como la predicción de su fortaleza.

También te puede interesar:
3 alternativas para sacar el máximo partido a tus ahorros sin riesgos

Ejemplo de trading a la inversa:

El trading de impulso también figura entre las estrategias intradía. Consiste en buscar movimientos sólidos de precios emparejados con altos volúmenes y el trading en la dirección del movimiento. Es necesario un alto nivel de disciplina en el trading de impulso ya que es una de las estrategias más difíciles de controlar.

Ejemplo de trading de impulso: