haciadonde
Lo que parece una buena noticia, que en la declaración de la renta se pueda ver quién recauda y las fluctuaciones tributarias, puede convertirse simplemente en un lío inmenso que diría Rajoy. Tan sólo hace falta que ocurra en España y puede pasar si damos crédito a lo publicado en Expansión.

Estoy, por supuesto, a favor de la transparencia y dentro de ella que se sepa lo que es responsabilidad de cada cual. Por ejemplo, no poca responsabilidad de la crisis se debe achacar a la política de suelo de las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos debido a la necesidad de financiación. Tampoco se conocen en profundidad las tareas que en materias de empleo y políticas activas tienen asignadas las entidades territoriales.

Pero una cosa es el buen propósito y otra cómo se articula. Parece que la Agencia Tributaria ha pensado que la mejor manera de que cada palo aguante su vela sea a través del propio impreso de la Declaración de la Renta sin que al administrado le suponga una mayor carga administrativa. Y que esto abra la puerta a la competencia fiscal entre territorios como si no tuvieramos ya en suelo patrio dos «paraísos fiscales» en forma de concierto navarro y vasco.

Habrá más barullos pero no tengo claro si se debe a los gobernantes o sólo es el tiempo que nos ha tocado vivir.

Imagen composteladigital

También te puede interesar:
Hoy ya se puede confirmar el Borrador de la Renta