Ventajas de comprar en un negocio pequeño

La Navidad es la época de las compras por excelencia a lo largo del año. Y eso que después de Navidad también se inicia una época muy positiva para la venta: las rebajas. Pues bien, en este sentido, especialmente, en las grandes ciudades, la alta competencia hace que sea más fácil buscar ofertas. Las grandes superficies cobran cada vez más protagonismo en las capitales de provincia.

Muchas personas prefieren comprar en estos negocios en tanto que existe mayor cantidad de productos, además, el horario de apertura suele ser más amplio y en cierto modo, también existe mayor libertad a la hora de poder entrar y salir de la tienda sin comprar nada. Parece que en un comercio pequeño existe más compromiso una vez que has dado el paso de entrar.

Sin embargo, se trata de algo subjetivo en tanto que existe el mismo nivel de libertad en cualquier medio en tanto que el cliente es el que decide. ¿Cuáles son las ventajas de comprar en un comercio pequeño? Por una parte, se trata de empresas en las que existe un trato muy personal, por tanto, el cliente no se siente un número sino alguien que de verdad importa. De hecho, el éxito de los comercios de barrio se basa en parte, en haber dado con una clientela fiel.

Pero además, también es una comodidad poder comprar en esas tiendas que están cerca de casa ya que esto supone un ahorro de tiempo en los desplazamientos. Este tipo de servicios, los agradecen especialmente, las personas mayores que ya tienen más achaques a nivel físico y se cansan a la hora de desplazarse de un sitio a otro.

También te puede interesar:
Pautas para que una empresa crezca

Imagen: Socialmood