vigilar-empleados

Una de las tácticas de los jefes para mantener el orden en sus empresas tiene que ver con la vigilancia sus empleados. Sin embargo esta estrategia no resulta tan eficiente como algunos creen.

¿Cómo controlar a los empleados?

Algunas de las técnicas que utilizan los jefes para controlar a sus empleados tienen que ver con vigilar la actividad web de estos. Existen algunas aplicaciones que evitan el acceso a ciertas páginas webs o bien, controlan los sitios que estos frecuentan y así los jefes tienen un informante virtual.

De hecho, algunos jefes controlan a sus empleados inspeccionando el tráfico web, es decir, observar qué entra y que sale de Internet, pudiendo de esta manera tener todo bajo su inspección desde la comodidad de su hogar y lograr mantener la actividad laboral de los trabajadores de su empresa.

Una técnica que no funciona

Si bien muchos optan por este tipo de control sobre sus empleados lo cierto es que no es una opción muy válida que digamos. No solo resulta incomoda para los empleados sino también se trata de una acción que entorpece las relaciones empleado-jefe que a la larga lleva a un escaso entendimiento entre ellos.

Controlar a la gente mientras trabaja no necesariamente lleva a que estos lo hagan de mejor manera. Pues algunos empleados buscan constantemente la aprobación de sus jefes enviándoles e-mails o comentando ideas para parecer activos. Esto, es una actitud que no crea valor entre los empleados sino también conflictos entre los mismos trabajadores. Será mucho mejor generar un buen clima de trabajo entre los empleados y dándoles también la confianza necesaria para comentar sólo cuando sea oportuno las ideas pertinentes para colaborar con el crecimiento de la empresa.