Guiados por un recomendación de Estrategias de inversión, hemos puesto el ojo sobre un valor de mediana capitalización, respaldado por un sector estable y a la alza, y por la sólida situación financiera de su marca: Viscofan, empresa Navarra que produce envolturas (o tripas) de celulosa para el sector cárnico.

Viscofan disfruta de una notable presencia mundial (en más de 80 países) y posee una cuota del mercado del 35%, preeminencia que le permite marcar tendencias, poseer un interesante poder de negociación con sus clientes y la capacidad de fijar precios competitivos. Sólo el 10% de su negocio se realiza en España.

Con una vigorosa estructura, fortalecida por una política de ahorro en gastos de transporte y gestión, Viscofan está en la senda de “un crecimiento sano”. David Cabeza, de Caja Madrid, cree que a pesar de que la compañía debe lidiar con el peso del dólar, “las cuentas de Viscofán crecerán a doble dígito” el próximo año.

En la página web de la empresa se puede descargar el informe anual de gobierno corporativo, con datos precisos y veraces sobre la gestión y crecimiento de un valor ideal para inversores cautelosos dispuestos a apostar por un empresa emergente y bien cimentada.