Luego de haberse afianzado en los últimos años como el servicio de “Video On Demand” líder en Escandinavia, en las últimas horas fue lanzada la plataforma Voddler en el territorio español, una vez que concluyera la puesta en marcha de su fase piloto hace unos meses. La apuesta de este portal tiene que ver con el poder disfrutar de las mejores películas, incluyendo los últimos títulos de Hollywood, de forma on-line, en nuestro ordenador o cualquier dispositivo móvil.

Voddler, que cuenta con un sistema de suscripción mensual a tan sólo diez euros, transforma de esta manera a España en el primer mercado que abre fuera de Escandinavia, donde buscará forjar la imagen sólida que posee en Europa del Norte. Además, para el caso, también estará disponible la posibilidad de tener las últimas películas a precio de alquiler, es decir, 2.49 euros, y sin dejar de mencionar tampoco una importante parte de su catálogo menos actual de forma gratuita financiada con publicidad y sin ningún coste para el usuario.

Esta espectacular web, totalmente legal, funcionaba hasta ahora en Suecia, Noruega, Finlandia y Dinamarca, países en los cuales acumula ya más de un millón de usuarios registrados, con una colección de más de 5.000 títulos, y más de seis millones de películas vistas en 2011. En los últimos meses, sus pruebas pilotos mediante invitación en el mercado español le permitieron optimizar sus servicios, antes de este lanzamiento ya de forma definitiva.

Además, mediante sus acuerdos de contenido con estudios como Warner Bros, Disney, Universal, Sony Pictures y Paramount, puede ofrecer a su público su increíble función “off-line”, la que permite a sus clientes disfrutar de películas incluso sin conexión a Internet.

En primera instancia, y desde su debut en España, Voddler contará con 600 títulos, aunque sus desarrolladores confían en que en algunos meses ya se alcancen los 5.000 títulos que ostentan en Escandinavia. Para los amantes de la películas on-line, y quienes quieran hacer todo en el curso legal, una oportunidad realmente imperdible.