La crisis bancaria mundial ha despertado todo tipo de comentarios e iniciativas. Tal es el caso de la casa de apuestas Paddy Power, que se ha aprovechado de la misma y realiza una apuesta consultando por la cabeza del próximo banquero ilustre que rodará.Tras las destituciones de los presidentes de Citigroup, Charles Prince, y de Merrill Lynch, Stan O’Neal, el primer candidato de la casa de apuestas es James E. Cayne, presidente y consejero delegado del banco de inversión norteamericano Bearn Stearns, que ha reconocido que en el último trimestre del año tendrá que encajar pérdidas de 1.200 millones de dólares en el valor de sus activos.

Las apuestas están 13 a 8 a que no llegará al 30 de junio del 2008.

El segundo lugar lo ocupa el presidente y consejero delegado de Morgan Stanley, John J. Macha quien no se le perdonan sus decisiones y el cese de la copresidenta Zoe Cruz, destituida a finales de noviembre tras 25 años en la entidad.

Si bien no queremos fomentar desde esta web las apuestas, no está de más darse una vuelta por la casa irlandesa y notar que solo aquellos qeu accedieron al cargo recientemente parecen tener sus puestos seguros.

Como dicen en el barrio, esta crisis da para todo.